Floria Márquez inaugura academia Cantar es Fácil sala de usos múltiples

Floria Márquez: “Mi vida es un cuento de hadas”

Academia Cantar es Fácil inaugura Sala de Usos Múltiples

Un espacio sencillo, decorado con espejos y recién pintado, en el que se ofrecerán conciertos, clases de canto y de expresión corporal.

Con el propósito de ofrecer a los estudiantes herramientas de aprendizaje que les permitan desarrollar sus habilidades artísticas, la Academia Cantar es Fácil inaugura en su sede en Caracas un nuevo salón con capacidad para 50 personas.

Se celebra este acontecimiento con la presentación de una invitada de lujo como lo es la artista venezolana de reconocida trayectoria, Floria Márquez, quien dicta la charla: “Cómo se construye la carrera de un artista”, en la cual cuenta sus experiencias de vida como aporte para el público asistente.

La charla inicia a las 4:00 pm, como indica la convocatoria. Momentos antes, con la guía del Profesor Rafael Blanco, la invitada realiza ejercicios de vocalización para estar en forma al momento de hacer su presentación.

La Profesora Nachy Acevedo, Directora de la Academia, hace la presentación ante el público asistente que aplaude efusivamente para dar la bienvenida a la cantante. La Directora hace énfasis en la humildad de la artista y expresa el orgullo que siente al presentarla.

Márquez inicia su intervención con anécdotas de su vida y detalles de su carrera artística. Cuenta que contrajo matrimonio a los 18 años y tiene dos hijas. Después de 20 años de casada se divorcia y para ganarse la vida realiza diversas actividades, desde cosmetóloga hasta comerciante, y viajó en varias oportunidades al exterior por negocios. Dos años después de su divorcio se casó nuevamente, pero quedó viuda.

Floria pasea entre el público asistente y habla acerca de la importancia de desarrollar el histrionismo en el escenario.  Más de 50 personas entre niños, jóvenes y adultos estudiantes de canto de la Academia, y algunos representantes, se nutren con sus orientaciones.

Con orgullo expresó que es la hermana del conocido artista Rudy Márquez, quien al oírla cantar en un restaurant de la ciudad de Caracas, quedó asombrado, pues ignoraba que ella cantaba. En esa oportunidad, le recomendó que estudiara canto. Inició su carrera a los 42 años. Sus primeros ingresos fueron de Bs. 800,00. Cantaba cada viernes.

Considera que no hay nada que sane más que cantar, pues drena todo lo que hay dentro de la persona. Recomienda oír todo tipo de música y a todo tipo de cantante, porque cada uno puede ser un profesor.

“No imiten a otros artistas, cada uno debe desarrollar su propia personalidad, tener un sello indeleble y el público los reconocerá. Lo importante es que el público viva las canciones y que se logre traspasar el alma de cada oyente, para que salga con un corazón distinto después de escuchar a su artista”, aconsejó.

Comentó que su actual esposo, Pedro López, productor musical y orquestador venezolano, es su guía, es quien le ha enseñado hacia dónde debía ir como cantante.  Márquez se considera una persona disciplinada, opina que éste es un valor sumamente importante que se debe cultivar para alcanzar el éxito. Le emociona pensar que muchos de los asistentes a la charla lograrán lo que buscan con disciplina.

Recomienda a quienes se inician en el canto buscar canciones que vayan con su voz, “Como dijo el Profesor de canto: las cuerdas vocales hay que cuidarlas”.  Desarrollar su personalidad en el escenario, ser único, siempre con una sonrisa, “ese ha sido mi gancho” dice entre risas.

El artista entrega felicidad, fantasía, el alma. Hay que hacer un excelente trabajo, con humildad, transparencia y sin rollos. Saber lo que se hace para conquistar el mundo.

La cantante cierra con broche de oro su presentación, interpreta las piezas de “Las cosas buenas de la vida”, de Concha Valdez Miranda, “La noche de anoche”, de Olga Guillot, “Cenizas”, de Toña La Negra, “¿Qué te pedí?” de La Lupe y “El Yerberito” de Celia Cruz. El público se deleita con cada una de ellas y la ovaciona de pie. Emocionados se acercan para saludarla.  Entre aplausos y firma de autógrafos se despide esta mujer admirable que captó la atención del público con su humor, canciones y recomendaciones.

Ella era una señora de su casa, que atendía a su esposo e hijas, estudiaba, tenía una vida sencilla. Se le presenta la oportunidad de cantar en una celebración de cumpleaños y desde allí dio los pasos necesarios para consolidar su carrera. Jamás soñó ser cantante, pero supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron para ser una artista integral y vivir estas maravillosas experiencias, este cuento de hadas.

Escrito por Cecilia Ruiz

Conoce los cursos de nuestra academia